La libertad consiste en poder elegir.
Para poder elegir hay que saber distinguir.
Para saber primero hay que aprender.
Aquí tienes lo que no te han querido enseñar


miércoles, 20 de marzo de 2013

El Organicismo Social: Grecia

 

Griegos

La intuición de la analogía entre el organismo individual y el organismo social es una intuición muy antigua, aunque ni los textos platónicos ni los aristotélicos afirman el organicismo en sentido estricto y real, pero entrañan una imagen antropomórfica del Estado que inicia un milenario paralelismo doctrinal de los organismos biológicos con los sociales.

Platón 427  347 a. de C.

Platón compara la ciudad con un individuo para definir la justicia:

"La ciudad bien constituida puede parangonarse a un cuerpo que participa del placer y del dolor de sus miembros. Y sus tres clases -los gobernantes, los guerreros y los artesanos- son como órganos que cumplen funciones diversas del organismo estatal".
Platón: República.









Aristóteles 384- 322 a de C.

Es más prudente que Platón en el uso de la metáfora: 

"Así como el viviente se compone de alma y cuerpo, y el alma de razón y de voluntad..., del mismo modo la ciudad se compone de elementos"
Aristóteles: Política.

No obstante, llega a emparejar los elementos sociales con los órganos anatómicos:

"La ciudad es, por naturaleza, anterior a la casa y a cada uno de nosotros, porque el todo es necesariamente anterior a la parte; en efecto, destruido el todo no habrá pies ni manos"






Epicteto 55 - 135

Entre los estoicos está aún más presente el organicismo político. Tienen para ello un motivo suplementario: su creencia en una razón universal de la que participan los humanos y que da unidad a la especie

Epicteto dice:

"El pie no sería tal si, a veces, no le correspondiese hundirse en el lodo, pisar espinos, y aún ser amputado en beneficio del todo..., del mismo modo que el hombre"  y llega a caracterizar al hombre como "parte de la ciudad" y "parte del cosmos".
Epicteto: Pláticas.